Termales de Santa Rosa de Cabal, con moderna planta de tratamiento de aguas residuales

Un poco más allá que cumplir con las normatividad y pensando más en beneficiar el medio ambiente, la empresa termales de Santa Rosa de Cabal puso en funcionamiento una de las más modernas plantas de tratamiento de aguas residuales de la región.

La planta tiene como objetivo principal retirar los contaminantes que lleva el agua residual que proviene de los sectores de recreación de termales, hotel y del sector de los balnearios.



El  ingeniero civil Diego León Alzate Ospina quien se encuentra a cargo del tratamiento residual de las aguas explica el proceso “Estas aguas se reúnen por medio de un solo tubo, el cual conduce el agua a la planta de tratamiento la cual tiene una capacidad de 4.5 litros por segundo y procesa un caudal de 1.8 litros. En este  proceso que la planta realiza sobre el agua, hay 4 unidades básicas las cuales están divididas; la primera es un sistema de pretratamiento en el cual por medio de unas grasas se retira toda el agua contaminada que proviene de los restaurantes, lavaplatos y los lavados de ropa.

Más adelante se realiza el segundo proceso donde el agua es dirigida hacia un reductor de lodo, donde se inyecta aire para  formar unos flóculos (los flóculos son sólidos en suspensión que pueden ser fácilmente eliminados) con el objetivo de descomponer la materia por medio de unas bacterias que van creciendo y de esta manera poder neutralizarla.

En  el tercer proceso esta masa ya mezclada es dirigida hacia un sedimentador cilíndrico, en este sedimentador los flóculos son dirigidos hacia el fondo donde son transformados en lodos, estos lodos se recirculan nuevamente manteniendo así un equilibrio biológico.



Para el cuarto proceso el lodo sobrante es dirigido hacia un sitio el cual es conocido como “lecho de secado”, donde este lodo es secado para que el agua se infiltre pasando de esta manera sin contaminación alguna, con un 95 % de pureza, cumpliéndose de esta manera con los grados de contaminación exigidos por la secretaria de salud y por el ministerio del medio ambiente de un 85% de pureza”.



Al final el agua es devuelta a los ríos con una calidad casi potable sin afectar así la flora y fauna de los ecosistemas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clariza tiene el secreto de un buen 'Pipilongo' como afrodisíaco

El tradicional parque recreacional El Vergel en Pereira, con nuevas piscinas