Medidas ante incremento de las lluvias en Pereira




Debido a las fuertes lluvias que al parecer aun no cesan en el departamento de Risaralda, las llamadas a las líneas de emergencia y las rápidas acciones de los organismos de socorro de la ciudad, así como la pronta ejecución de protocolos de emergencia, han impedido desastres de gran magnitud en esta región del país. El IDEAM y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres –UNGRD- advierten de lluvias más intensas y en ocasiones con descargas eléctricas, nubosidad y probabilidad de lloviznas intermitentes constantes.

Para el caso de la Capital del eje, se han atendido en las últimas horas; 2 viviendas colapsadas; la primera en el sector A finca Buenos Aires – Rocío Alto y la segunda en Barrio Nuevo corregimiento de Caimalito, el deslizamiento registrado en el barrio Vendedores Ambulantes, donde por fortuna no se evidenciaron familias ni viviendas afectadas, solo el taponamiento parcial de la vía que comunica el sector con Los Sauces en Cuba. 

Entre tanto y teniendo en cuenta las alarmas que se encienden continuamente en el país, el IDEAM, informó este lunes en horas de la noche de la alerta naranja para los ríos que surcan el eje cafetero y que drenan el rio Cauca, así como el rio Risaralda, el rio Otún y los afluentes del municipio de Dosquebradas. Considerando, las alertas antes interpuestas y las condiciones hidroclimáticas que aducen en algunos sectores la presencia de lluvias fuertes que propician los deslizamientos de tierra en viviendas de alto riesgo, se recomienda reducir su vulnerabilidad mediante: 

 - El fortalecimiento de las estructuras y realizar el mantenimiento de canales, manejo de aguas y reparación de techos. 

 - Incrementar el monitoreo permanente en las zonas de alto riesgo y activar los planes de contingencia y conocer muy bien los protocolos de evacuación. 

 - Realizar los mantenimientos de puentes, vías principales y caminos veredales en cuanto a desagües y canalización de aguas lluvias para - evitar el deterioro de las mismas. La Dirección de Gestión del Riesgo 

–DIGER- y su Director Operativo Alexander Galindo, hacen un llamado para que los ciudadanos pereiranos ubicados en el perímetro urbano y rural revisen, ajusten, cambien o limpien los techos, canales y canaletas para evitar inundaciones en las viviendas.


No construir, ni comprar, ni alquilar, edificaciones en zonas tradicionalmente inundables como pueden ser algunas riberas de ríos y quebradas, sus antiguos lechos y las llanuras o valles de inundación.

No desviar, ni taponar caños o desagües.

Por el contrario, construir y proporciar mantenimientos o desagües firmes. 

 Evitar que los lechos de los ríos se llenen de sedimentos, troncos o materiales que impidan el libre tránsito de las aguas.

En caso de ser afectado por una inundación lenta, se recomienda guardar objetos valiosos en lugares altos para que no sean cubiertos por el agua. Igualmente, desconectar la corriente eléctrica para evitar cortos en las tomas.

Y lo más importante: tener previsto un lugar seguro donde pueda alojarse en caso de inundación, hacer todos los preparativos por si necesita abandonar su casa por unos días durante la inundación, si observa represamientos, advierta a sus vecinos y a la DIGER, ubicada en el séptimo piso de la Alcaldía municipal, la Defensa Civil, Cruz Roja o Servicio de Salud.

Una disminución en el caudal del río puede significar que aguas arriba se esté formando un represamiento, lo cual puede producir una posible inundación repentina, para este caso acuerde con sus vecinos un sistema con pitos o campanas que todos reconozcan para avisar en su vecindario el peligro inminente de una crecida, apropiase de la mitigación del riesgo en su entorno y de la protección de los suyos. ​

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clariza tiene el secreto de un buen 'Pipilongo' como afrodisíaco

El tradicional parque recreacional El Vergel en Pereira, con nuevas piscinas