Gobernación continúa con programa de estimulación para niños con discapacidad




• El programa se ejecuta con la Fundación Canes de Pereira, donde con su experiencia en procesos de estimulación enseñan a las cuidadoras a realizar ejercicios con sus hijos que los ayuda a mejorar sus condiciones motoras y cognitivas.


Mary Luz Raigosa vive en Santuario y es la mamá de Santiago Montoya, un pequeño que nació con Síndrome de West y epilepsia, su proceso de crecimiento no ha sido fácil y no ha contado con los recursos económicos para incluirlo en procesos de estimulación que le ayuden a mejorar su calidad de vida. Pero gracias a la Gobernación de Risaralda, Mary Luz y Santiago, al igual que 50 niños con discapacidad tienen acceso al programa de estimulación que desde el año 2017 ejecuta la Gobernación a través de la Fundación Canes de Pereira. “Gracias señor Gobernador por este programa para mi hijo, porque es que para los niños con discapacidad no hay muchas ayudas y en mi municipio, menos. Este programa le ha servido mucho a mi hijo, porque yo ya sé cómo debo estimular a mi hijo en la casa, ya tengo muchas pautas para poder ayudarle a mi hijo en su recuperación”, manifestó Mary Luz Raigosa. Este proceso beneficia tanto a los niños como a sus cuidadores, donde reciben estimulación con hidroterapia, equino terapia que es la realizada con caballos y participación en aula sensorial y artística, donde gracias a la constancia del programa, se ha logrado un avance significativo en los beneficiarios del programa. “Estamos muy felices de poder darle continuidad a este programa de estimulación porque sabemos que estamos mejorando sus condiciones de vida, estamos beneficiando niños de Pereira, Santa Rosa, Santuario y Dosquebradas, con una inversión cercana a los $270 millones de pesos”, resaltó la Teresita Peláez Cruz, secretaria de Desarrollo Social. Adicional a esto, destacó que a las madres y cuidadoras se les enseña habilidades para la vida a través del arte, donde con lo que producen pueden generar ingresos para ellas y sus familias. “Me siento muy feliz con el programa porque mi hijo entró con una condición muy delicada y gracias a estas estimulaciones ha venido mejorando, ya levanta cabeza, tiene las manos más suelticas; esto es una bendición tanto para mi hijo como para mí”, destacó Estefanía Giraldo, madre beneficiaria del programa. Dato de Interés El convenio realiza 8 sesiones por mes, las 100 personas beneficiarias (madre e hijo) se dividen en tres grupos que van los martes, miércoles y jueves, además cuentan con el servicio de recogida puerta a puerta por parte de la Gobernación.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clariza tiene el secreto de un buen 'Pipilongo' como afrodisíaco

El tradicional parque recreacional El Vergel en Pereira, con nuevas piscinas